“Sobrepretextos” Susana Diaz de Vivar (Gato Frias)

 DSCN5625

“Sobrepretextos”

SUSANA DÍAZ DE VIVAR

                (GATO FRÍAS)

Del 10 de marzo al 10  de abril de 2017

 

 

Los pretextos de Gato Frías

María Teresa Solá (*)

¿De dónde le llegan a Susana Díaz de Vivar, mi querida Gato Frías, sus increíbles imágenes? Gato, estoy segura, vivió en la Edad Media, cuando se realizaban extraordinarias miniaturas, con trazos tan pequeños y llenos de maravillosos detalles, como los famosos “Libros de Horas”, “Les Très Riches Heures”, de Jean, Duc de Berry.

Sí, Gato estuvo allí y nos trajo el placer de esas milagrosas imágenes para que las gocemos hoy. Así se manifiestan sus pueblos blancos, como los de la sierra de su Cádiz infinito, cruce del Atlántico con el Mediterráneo, donde la vida se nos ofrece en abanico. En ellos se ama, se llora, se canta, se ríe, se baila y se bebe. Bajo sus tejas ocres, naranjas o encarnadas, y sus iglesias de cúpulas azules y campanarios blancos, donde también se reza. Con patios en los que estallan enredaderas y flores, y a los que acuden pájaros cantores, de trino suave. Que revolotean de árbol en árbol, junto a la fuente, manantial también de vida joven.

Y Gato, cronista medieval, presenta una variedad de situaciones que tejen entre ellos los seres humanos, todo pintado con amor y enorme talento. En sus cuadros, la luz estalla, siempre inesperada, siempre hermosa. Porque su pincel nos transmite ventanas de felicidad, de frescura, de aire, todas ellas llenas de motivos pulcros, igualmente sencillos. En una combinación de técnica, amor y arte que confiere a su obra un carácter metafísico. Y en la que el color se presenta como manantial de vida. Son sus pretextos.

Buenos Aires, marzo de 2017

(*) Escritora, periodista y crítica de arte argentina.

Agenda: La Ventana del Arte

Noticias: Diario de Cádiz

Agenda: Arteinformado

Crítica: Bernardo Palomo. Diario de Jeréz

Horario: Lunes a viernes: de 10:00 a 13:30 h. y de 17:00 a 21:00 h.

Sábados de 10.30 a 13:30 h.


Los comentarios están cerrados.